El Terreno (Palma de Mallorca)

Calles y barrios El barrio de El Terreno es un barrio situado en el Distrito de Poniente de Palma de Mallorca y está delimitado por el mar y el bosque de Bellver así como por los torrentes de Mal Pas (hoy cegado por la Vía de Cintura) y el de S'Aigo Dolça (este último soterrado, a lo largo de la calle Luis Fábregas). Originariamente se formó como una zona de veraneo para la burguesía palmesana a finales del siglo XIX y principios del XX. Igualmente era uno de los lugares de veraneo preferidos por los chuetas (xuetons), comerciantes del centro de la ciudad, en la medida de sus posibilidades. El núcleo fundacional de El Terreno se situa en el entorno de la casa veraniega en la que se estableció el Cardenal Despuig, a finales del siglo XVIII, que alternaba con Raixa y que hoy ocupan los terrenos de la Fundación Nazaret. El topónimo Terreno ya aparece en el mapa patrocinado por el Cardenal Despuig, grabado por Muntaner en 1784. Es curiosa tal denominación en castellano, que ha venido originando cierto debate. Una teoría lo relaciona con el paisaje maritimo que se divisaba desde la finca, con reminiscencias al Mar Tirreno. Hay que recordar que el Cardenal Depuig era un fervoroso admirador del arte de la antigua Roma y que vivió un tiempo y murió en Lucca (Italia) en 1813. Otra lo atribuye a que la finca del cardenal estaba ubicada en “terreno de la Real Casa y Patrimonio” tal como rezaban (incluso hasta bien entrado el siglo XX) los titulos de transmisión de propiedades ubicadas en la falda del bosque de Bellver.

Curiosamente, dentro del mismo barrio, existían topónimos hoy prácticamente desaparecidos, que responden a zonas concretas como Sa Rota, Sa Guixería, Cas Duque, Can Sancho, Sa Droguería, Sa Corentena, Sa Pedrera, S'Aigo Dolça, Sa Portassa, Can Barbará, Es carreró d'en Vilella, Es carreró des baños o Son Catleret.

El edificio de la iglesia católica data de 1874 y sus rectores mas destacados fueron Lorenzo Parera, Bartolomé Torres, Ramón Cifre, Francisco Suarez y Sebastián Miralles. Y vicarios como Pedro Gili, Alonso Albertí, Agustín Serra y José Noguera. Constan sedes de credo religioso anglicano y sueco en el barrio. Cabe destacar (1944) la gestión del Vicario Gili, al oponerse -siguiendo instrucciones del Obispado- a entregar una lista de judíos residentes del barrio, con lo que se pretendia deportarlos a Alemania por vía marítima en un vapor fondeado en la bahia y embarcando desde Sa Pedrera, por sugerencia de las autoridades alemanas. Se habla del suicidio de una pareja de ancianos judios residentes ante tal pespectiva, pero hasta hoy no hay pruebas validas al respecto.

Cierta actividad asociacionista juvenil fue promovida en los años 60 por el Vicario Alonso Albertí, creando entre otros un club de baloncesto, el JADYC, que llegó a destacar en las competiciones locales de su época, pero sin mas continuidad. Poco (o nada) existe en cuanto a las instalaciones de la piscina de S'Aigo Dolça en los años 40/60. Muchos proyectos y escasas realidades.

En el barrio también se establecieron personas que vivían allí durante todo el año, por lo que existian infraestructuras propias como panaderias (Can Pedaçet, Can Pujades, Can Rollet, El Pilar), tiendas de comestibles (Can Menut, Can Cabrer, Can Pep, Can Pedaçet, Colmado Bellver, Can Borrás, Can Caliu, Can Rafel, Na Calandria y una de las primeras sucursales del incipiente sistema de supermercado, la primigenia marca mallorquina SUMASA), peluquerias (Picornell, Jubensa, Borrás, Bover, Riera), carbonerias, leñerías y depósitos de hielo (Riera Covas, Gómez), carpinterias (Biel Ferrer, Toni Coll, Viçens Tous, Toni Cabrer), carnecerías (Can Borrás, Can Llobera), lecherias (Rigo, Ribas, Ca Na Pereta), talleres de reparación de automóviles y motos (Garage Pelayo, Hermanos Riera, Motos Cladera), herreria (Biel Sastre), imprenta (Hermanos Fullana, Lober), zapaterias (Cas Bollo, Ca Mestre Mateu, Calzados Seni), un cine (Sala Regina) que alternaba su programación con peliculas en v.o. inglesa, iniciativa pionera en Mallorca, moda de alta costura (Couture Madeleine & Rina, Odette), drogueria, estanco, agencias de viaje (Viajes Cosmelli, Viajes Universal), alquiler de coches y motos (Autos Alcina), librerias (English Library, de préstamo o la contemporánea Sagitari) así como oficina de Correos y Telégrafos, etc. y surgieron tambíen asociaciones culturales como la Sociedad Instructiva Bellver, desaparecida al inicio de la Guerra Civil (1936). Cabe señalar que a principios de los años 30, en la calle Dos de Mayo tenía su sede una asociación de residentes alemanes simpatizantes del partido nacionalsocialista, asociación legalmente registrada y legalizada en el Gobierno Civil. Desde los años veinte funcionaba el Club Inglés (Mallorca English Club) muy cerca de Plaza Gomila.

Existió un puesto de Carabineros en calle Duque y un cuartel de la Guardia Civil en Plaza Mediterráneo.

Un destacamento del Ejército de Tierra custodió hasta 1960 el polvorín ubicado en las cuevas de Bellver, justo bajo el castillo del mismo nombre.

La Armada contaba en El Terreno con una residencia de oficiales dependiente de la Base Naval de Porto Pi.

El Jefe de la Zona Aérea de Baleares (después Sector Aéreo) tenía su residencia oficial en una villa con acceso desde plaza Gomila.

Nació y vivió su juventud en el barrio, el que fue entre 2008 y 2012 Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), Teniente General Fulgencio Coll Bucher.

Aparecen oficinas de banca y ahorro establecidas en el tiempo, como Sa Nostra, Banca March, La Caixa, BBVA y Banesto. El Crédito Balear, decide abandonar la zona después de mantener durante unos años oficina en la zona de Plaza Gomila (2009).

Tres líneas de tranvía electrico interurbano (desde 1891 ya existía un tranvía de tracción animal hasta Porto Pí) llegaron a conectar el barrio con Palma: la línea Palma-Porto Pí, la línea Palma-Cas Catalá y la línea Palma-Génova, instauradas en 1916, 1920 y 1922 respectivamente, fueron sustituidas por autobuses en 1958

La única gran industria ubicada en el barrio fue Astilleros Palma, instalados en la vieja cantera de Sa Pedrera en 1942. Construía y reparaba los famosos veleros de cabotaje, con casco de madera, que navegaban a vela aunque dotados de un sencillo motor auxiliar. A principios de los 60 empiezan la construcción de buques pero ya con casco metálico, la mayoría sustituyendo a esos veleros de la Naviera Mallorquina. En 1969 se traslada la factoría al Mollet en el Muelle Viejo de Palma, fusionandose con Astilleros Ballester y cambiando la denominación por la de Astilleros de Mallorca. Actualmente se dedican exclusivamente a los barcos veleros y no veleros pero de lujo. En su permanencia en Sa Pedrera, destaca el puente giratorio que permitía el tráfico del entonces nuevo Paseo Marítimo pero que posibilitaba (cerrando temporalmente el tráfico) el paso desde la factoría hacia el mar (y viceversa) de los buques en fase de acabado o reparación.

En los años 40 a 70, los Doctores César Bañolas Aleu, Alfonso Estela Salom y Pedro Servera Moyá, así como las farmacias Caubet y Femenias, atendian las necesidades médicas del barrio.

Tiene su sede junto a Can Barbará, la Fundación Nazaret que data de 1924.

Cuenta con una escuela pública, ya antigua y ya desde la época monárquica (denominada curiosamente ahora -nadie se da cuenta- Máximo Alomar, militar del ideario del Régimen y Alcalde de Palma), una concertada (La Inmaculada) actualmente -en contradicción con la de su fundación- de ideología laica y tendencia nacionalista de izquierdas, imbuida del equívoco legado republicano de enseñanza. Y una sueca en Villa Schembri, edificio cuyo entorno constituye por cierto una de las agresiones mas salvajes de entorno urbanístico de la ciudad. En su época sustituyeron a la Escuela Nacional Unitaria Parroquial de niños, a cargo de Jaime Mateu Campomar y a la de niñas, a cargo de las Hermanas de la Caridad. El convento de estas últimas, abandonado hace años, acogíó uno de los primeros proyectos pioneros de rehabilitación de drogadictos de Projecte Home. Toda una premonición a futuro del barrio.

Residentes ilustres: Robert Graves, Rubén Darío, Georges Bernanos, Camilo José Cela, Gertrude Stein, William Edwards Cook, Alexis Macedonski, Santiago Rusiñol, Eliseo Meifrén, Joaquin Mir y otros.
Cabe reseñar también como residentes a agentes alemanes del Abwehr como Charlotte Munch, Johann Dumpert o Erna Hancke, durante la II Guerra Mundial y que finalizada esta permanecieron en el barrio formando familia con cónyuges mallorquines. Una estación Abwehrleitstellen funcionó en El Terreno al menos hasta 1945. En los archivos policiales no constan mas indicios de organizaciones posteriores derivadas de los conflictos de la época, aunque a titulo personal viviera en el barrio gente (cierta gente, algunos dobles agentes) extranjeros y no extranjeros, de distintas tendencias relacionadas con la después sobrevenida Guerra Fría (1945-1989). No es descartable que residieran en el barrio agentes de apoyo de la Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen ODESSA o similares.

Según Massot y Muntaner, residió en el barrio el Conde Rossi (Arconovaldo Bonacorsi) pero no prueba su ubicación exacta. Esta podría ser presumiblemente el Hotel Mediterráneo, alojamiento preferido de los pilotos Italianos de la Aviación Legionaria.

Eran de familia originaria y residente en el barrio, a los que en su día se les dedicó sendas calles y que después la municipalidad socialista ha revocado: El Teniente de Infanteria Leopoldo Mulet García, fallecido el 29 de octubre de 1941 en Rusia (ofensiva contra los cuarteles Muravevskiia) encuadrado en el contingente de la División Azul y el Marinero voluntario Ramón Servera Moyá, en el ataque y hundimiento del Crucero Baleares (6 de marzo de 1938) siendo las calles sustituidas por la denominación de Robert Graves, antigua calle Bonanova y Georges Bernanos, antigua calle México respectivamente. Vinculado familiarmente al barrio era el piloto de la 3ª Escuadrilla Azul, Teniente del Ejercito del Aire Juan Rosselló Simonet (15 Spanische Staffel JG 51, 27 Grupo de Caza JG27) fallecido en accidente a bordo de un FW 190 en los cielos de Rusia el 6 de mayo de 1943.

Asiduo de los bares de Gomila de los 60 fue Otto Skorzeny, pues pasaba largos veranos en su chalet de Alcudia, en el norte de Mallorca.

Curiosamente Robert Graves no vivía en El Terreno (residía en la calle Guillermo Massot, en Palma y posteriormente en Deyá), aunque frecuentaba el barrio (Larry's Bar) básicamente por dos motivos: alcohol y mujeres. Georges Bernanos, escritor afecto a la ultraderecha francesa, vivió en una casa de El Terreno, en la que se ubicó nada menos que la primera oficina de prensa de Falange Española. Su hija Claude Bernanos era nuera del Marqués de Zayas y su hijo Yves Bernanos, fue un joven batidor de Falange con , que actuó ferozmente en Porto Cristo y a posteriori en otros frentes de la peninsula. Se demuestra que la municipalidad socialista de Palma no utilizó precisamente criterios ni históricos, ni cientificos, ni documentales, sino mas bien contradictorios, para cambiar el nombre de las calles aludidas. Solo escuchó a rancios pseudorepublicanos ignorantes, aunque beneficiarios hoy del mas espúreo legado sociológico, autárquico y eclesiástico, con el franquismo como referente.

Los ultimos alcaldes pedáneos de El Terreno en la época franquista fueron Juan Vilanova Salcedo, Pedro Mir Vich y Jaime Ripoll Oliver.

Donde se cruzan los antiguos caminos de Génova y Portopí (actuales calles Robert Graves y Joan Miró) está situada la plaza Gomila. Esta se convirtió en el centro neurálgico del ocio en la capital mallorquina durante las décadas de los 60, los 70 y los 80, aunque a partir de la años 90 toda esta zona sufrió un importante declive. Gomila contaba con salas de fiestas, discotecas reconocidas a nivel internacional como Tito's, Sargent Peppers, Rodeo, Flamingo y Zhivago. De todas, tan solo la primera continua abierta. Procede citar aquí un local de reconocido prestigio musical como La Cubana, regentado por el entonces fenómeno del calypso llamado Max Woiski que actuaba al frente de su orquesta. Un clásico bar de época fue Can Damiá. También afamados restaurantes como El Patio o de mítica cocina casera como Fonda Llabrés o el Palace y un sin fin de bares muy a la moda de la época como Café Bellver, Mónaco, Bar Torres y Oasis, incluyendo el incipiente estilo americano, como el Bar Loa o de selecta coctelería como Joe's. El primer restaurante de comida china en Mallorca se estableció en El Terreno (Mandarin) así como el primer Italiano (La Trattoria) cuya demanda era legendaria. La Casita, fue todo un referente del estilo de cocina francesa de la época.

El Garito, en la dársena de Can Barbará y desde los 80, constituyó un hito como fórmula nocturna de local de ocio de Palma.

La musica pop de los 60 no era ajena al barrio. The Four Winds and Dito, fueron un referente en toda Mallorca. Sus ensayos en el caseron de Los Pinos (comparables al básico estereotipo de The Shadows) fueron todo un mito. Cubeles, Massanet, Baiget y los Vidal crearon escuela en aquellos años, aunque no pasaban de músicos aficionados. Ver enlace.

La orografía del barrio, inclinada (mas pronunciada en algunas calles) hacia la costa, permitía antiguamente una visión del mar desde la mayoría de las casas, todas plantas bajas o de pocos pisos, y normalmente con jardín, tal como mas o menos se ha mantenido en Cala Mayor, San Agustín. Cas Catalá o Illetas. Pero debido a la falta de control municipal a nivel urbanístico, especialmente durante la época franquista, fueron destruidas algunas casas para construir bloques de pisos de gran altura, destruyendo el equilibrio original. Los primeros edificios de estas características construidos fueron el edificio Sol y el edificio Neptuno, justo al borde del mar con accesos desde Plaza Mediterráneo y el entonces recién concluido Paseo Marítimo, verdadero destructor del equilibrio urbanístico del barrio. En la zona alta, edificios como los de calle Polvorín, los de José Villalonga, el de Dos de Mayo y el de enfrente, de Can Domenech o el Edificio Terreno en calle Salud, acabaron por destruir el aspecto primitivo del barrio. Para mayor desgracia, la Junta de Obras del Puerto (JOP) edificó en Sa Pedrera unas moles que finiquitaron el encanto de la zona marítima.

La rehabilitación (2010) del puente que sobre el torrente de Mal Pas conecta el barrio con La Bonanova, permite un acceso mucho mas rápido del tráfico hacia el centro de la ciudad, vía Robert Graves, desembocando directamente en Plaza Gomila. La parte alta de La Bonanova cuenta con bastantes residentes (Son Buit) que merced a sus relaciones políticas, influyeron notablemente para que se ejecutara (2011) tal obra pública, que les solventa mas favorablemente los accesos a sus destinos de actividad (en su condición de políticos y/o funcionarios) respecto a los itinerarios naturales de salida de su barrio, que obviamente no pasan por El Terreno.

La vida de El Terreno no está ya vinculada tradicionalmente al mar, salvo en el aspecto residencial y la proximidad del , pero mantiene su afectación al bosque de Bellver, pulmón verde de la ciudad.

Pese a la ubicación en El Terreno, de complejos emblemáticos del sector turístico como Sol Meliá y su buque insignia el Meliá Victoria y su palacio de congresos, como Grupo Piñero y su sede administrativa central o como el Grupo Barceló, la zona registra un alto nivel de inseguridad ciudadana, abundando los puntos (bares y afters) de distribución de droga en todas sus versiones y variantes y se empieza a detectar según la prensa, la circulación de armas de fuego, circunstancia propicia de estos ambientes. Tampoco es ajeno al contexto poblacional, el aumento de residentes latinoamericanos en el barrio, en detrimento de la población autóctona mallorquina, observándose también cierta implantación de ciudadanos de la Europa del Este. En cualquier caso, el panorama global de la arteria principal del barrio (calle Joan Miró) presenta una deprimente y degradada imagen; mucha ruina y muchos locales cerrados, algunos hasta con el cartel de Se alquila a modo de vana pretensión de retornar a un tiempo que ya no volverá.

Ver artículo original

Opiniones sobre calles y barrios: El Terreno
¿Has estado? Añade tu experiencia
También te pueden interesar...
Son Serra-La Vileta
Son Rapinya
Son Sardina
Son Sardina
Parc Bit
Palma de Mallorca

¿Has estado? Añade tu experiencia
El Terreno
Dirección:Camí son Anglada, 24, 07011 Palma de Malloraca, Islas Baleares, España
Ciudad:Palma de Mallorca
Fotos:Ver las 9 fotos
Más: Lugares de Interés en Palma de Mallorca
Calles y barrios en Palma de Mallorca
¿Eres un profesional del sector?

Publica tus servicios en vikingu y ayuda a los viajeros con tus experiencias.

¡Únete ahora a vikingu!